WhatsApp +34615535939 info@casandraespiritual.com

Hola Bellas!

Con varias mujeres de la TRIBU me he estado comunicando por distintos motivos: servicios, información, hemos trabajado en estas dos últimas semanas y me paso para decirles que mi ausencia en estas tres semanas se ha debido a desestabilidad familiar/laboral , reestructura de la oficina y la luna llenando. ¿Cómo no? ¡Obvio! Cuando llega…llega todo junto.

¡Caaaalmaaa! .Sigo Viva Babys😎

El volumen de trabajo de mi pareja aumentó ya que trabaja en una tienda. Todas sabemos como se llenan las tiendas en estas fechas. Los biberones de Chloe por la noche se mantuvieron a dos por madrugada y me despertaba yo para ambos bibes; aunque con suerte nos bendecía una vez a la semana haciendo un solo biberón entre las 4 o 6am. Equilibrar la vida familiar, la reestructuración de la oficina, las formaciones y el trabajo me dejó fuera de mi centro por las expectativas creadas en diciembre.

Muchos pensamientos del tipo:

«Tengo que…»

«Ya comienza el año así que ahora voy a hacer…»

«Debería ponerme a ver X formación…»

«Qué necesito para aprovechar que salgo de casa para comprarlo…”

Etc

¿La verdad? Me super desgastaron esos pensamientos.

Cada día sentía pura obligación, sentía que el tiempo se me escapaba y no llegaba a realizar todo lo que quería. De hecho repetí varias veces la frase “es que lo que no tengo ahora es tiempo” y claro…¿que dice el universo?¡¡Marchhaaanndo faltaaa de tiiieeempooo!!. Permití que mi cabeza tomara el control durante 2 semanas, hasta que me di cuenta por malestares físicos que me estaba causando frustración y dolor.

Como nota te digo que cuando la luna se está llenando nosotras también vamos llenando la mente de sombras que estaban a nivel inconsciente. Salen a la luz para que las podamos sanar. Y observamos con claridad cuando la luna se ha llenado. 

Después de este cóctel molotov tome acción para transformar esa situación:

~De angustia a paz interior~

Te dejaré los pasos que seguí para hacer esto posible.

 

Primer paso: COMUNICACIÓN

 Hablé con mi marido explicándole mi sentir. No solo porque necesitaba de su apoyo sino para explicarle lo que a él le correspondía.

 Me enfadé con maykel por dormir más que yo. Me vi por las mañanas con ambos niños yo sola durante 6 días; recuerda amiga, sin dormir apenas. Bueno tengo que decir, que mi mamá se quedó dos/tres días en casa…¡y menos mal!.

 A pesar de la ayuda de mi madre y saber que eran solo unos días los que mi marido estaría trabajando más de 10 horas al día, mi cabeza seguía pensando de forma egoísta. Me irritaba verlo descansar hora u hora y media más que yo…Gracias a dios, esa situación no duró más de diez días.

 Me di cuenta una mañana mientras fregaba los biberones de la niña que estaba encolerizada, que no paraba de quejarme según pisaba el suelo. Ese fue un detector de qué me estaba frustrando yo solita en vez de fluir con las circunstancias y entender que eran tan solo unos días (aplausos para el modo víctima que tomé).

 También me irrité con mi hermano que llegamos a un acuerdo de horas/dinero al pintarme la oficina. Para mí era importante que él pintara la oficina ya que ese dinero que se ganaría iba a ir a su emprendimiento. Lo que no acordamos fueron los tiempos. 

 Y  ¿recuerdas qué frase dije antes respecto al tiempo? Si,si…esa misma; no la quiero ni volver a nombrar. El universo tomó bien su comanda. De un día que yo tenía previsto, pasaron tres para pintar y montar mobiliario.

 A todo esto…respirando profundo y quitándole importancia a la falta de tiempo.

 Segundo paso: ANÁLISIS Y TOMA DE CONSCIENCIA

 Analicé esas dos semanas intentando recordar mis pensamientos y mis emociones. Y no quedó de otra que sentirlas. Las lloré, las expresé, no me culpé, solo entendí y las dejé ir.

 Me di cuenta de que tenía expectativas altas respecto a enero, que me programé sin contar con el tiempo de mi pareja en casa y en su trabajo, que me faltó comunicación con mi hermano, de que decretaba la falta de tiempo en vez de llevar a la práctica la confianza en la vida y en los tiempos divinos.

 Cuando te haces consciente de la emoción enquistada tu cuerpo por fin se relaja por lo que comienza a sanar, a desinflamar, a desintoxicarse. ¡Y ahí me tocó chicas! Un sábado y un domingo con dolores de tripa y estreñimiento agudo.

 Tercer paso: ACEPTACIÓN Y SANACIÓN

 Al comprender lo sucedido me miro con compasión y me repito frase del YO SOY. Ejemplo: 

 *Yo Soy lo que es creador es y por ende

 Soy salud Soy amor Soy entendimiento Soy perdón Soy calma Soy paz

También solicité ayuda a mis guías, al arcángel Miguel para fortaleza, arcángel Rafael para sanación y arcángel Zadquiel para transmutar esas emociones densas.

También tarareaba una canción de llama violeta. La puse en Youtube en la TV de fondo mientras jugaba con donovan en el salón.

Me auto-realice dos sanaciones energéticas. Y por último ayuda física con cosas naturales para hacer de vientre. El lunes ya no tenía nada.

Pasó la semana y parecía que todo iba bien hasta que mi físico volvió a picar porque tomé conciencia de otro tema pero esta vez también le salpicó a Donovan. Los niños hasta los seis años somatizan las emociones no resueltas de los padres. Principalmente la de la mamá hasta los tres años y luego ya entra en juego el papá.

 El jueves de esa semana por la tarde a mi niño le dio fiebre con picos de 39,8 y vómito una vez. En esta circunstancia mundial lo normal era haber ido al hospital y ver que no tenía Covid pero no lo hice. 

 Y antes de que juzgues mi decisión, te pido respetes mi opinión aunque no la compartas. Te invito a que sigas leyendo y veas como todo esto se resolvió.

 No es la primera vez que mi niño se enferma por no atenderme mejor y dedicar tiempo a escuchar mis emociones.

 La fiebre se presenta por dos motivos emocionales no resueltos. El que estaba afectando a Donovan estaba relacionado con vibraciones muy bajas. ¿Recuerdas que más arriba te dije que me había enfadado con mi marido?

 Pues imagínate el enfado.

 La fiebre se presenta por emociones como rabia,cólera o ira. Y sí amiga mía, me sentía así pero lo ocultaba diciendo «bah, da igual va quedando menos para que tenga los horarios de siempre», «no pienses así mujer, que egoísta» pero no bajé nunca a corazón para ver porqué estaba sintiéndome yo así. Ese sentir estaba hirviendo mi sangre y como los niños no filtran como los adultos…¡¡Tachaaaannnn!! Donovan se calentó (en sentido literal,de ahí la fiebre).

 El vómito se produce cuando hemos comido algo difícil de digerir y si no digerimos bien ese “alimento” podemos llegar a vomitar. Pues tal cual sucede con palabras,pensamientos o acciones. Si hemos sabido o visto algo difícil de digerir ; lo más probable es que terminemos vomitando.

Una vez entendido esto retome los pasos anteriores del fin de semana pasado. Y el sábado por la mañana ya Donovan tenía la energía de siempre; de hecho dejé constancia en el IG de una de sus obras de arte plasmadas en una caja de tela del Ikea (nótese la ironía).

 En poco más de 24 horas no tenía nada de fiebre y estaba pletórico. He de decir que a pesar de la fiebre, siempre siguió estando activo pero un poquito más apagado de lo habitual.

 ¿Resuena esto con algo que tú también hayas pasado? ¿Te has visto reflejada en algún momento de tu vida?

 Es normal si te has visto identificada. Así actúa nuestro ser cuando no vibramos en el amor, en el entendimiento, en el presente. 

 Cuando dejamos que nuestra cabeza tome el control y vuele imaginando posibles escenarios; seguramente todos nefastos.

 Le dejamos al miedo, a la duda, a la inseguridad el control y nos frustramos, nos da ansiedad, nos angustiamos.

 Si nosotras nos cuidamos bien todo nuestro entorno también estará en armonía. Co-creamos a través de las emociones por eso es de gran importancia el observarse, el dedicarse tiempo, el meditar, respetar nuestros espacios. De no quitarle importancia a esa palabra o acción que nos ha molestado o herido. Porque si le restamos importancia solo conseguiremos disimular el enfado pero no gestionarlo.

Tenemos que ser honestas y dialogar con la persona que hemos tenido ese resentir. Y si por algún casual no se pudiera hablar con él/ella; no desistas; existen otros métodos para hacerle creer al inconsciente de que sí le está expresando lo que sucedió  y así puedas liberarte.

Dos métodos fáciles son la escritura y la meditación

Escribe una carta a esa persona con todo lo sucedido: qué pasó, cómo te sentiste, qué necesitas ahora y por qué quieres dialogar. Quizás de primera entrada te resulte raro, frío o pienses que es difícil pero te garantizo que una vez y te dejas fluir surge la magia. 

 El inconsciente cree de verdad que te estás comunicando con esa persona y comienza a sanar.

Puedes hacer el mismo ejercicio pero a través de una meditación. Visualizas a esa persona frente a ti y le hablas de todo. En voz alta, en voz baja o en el pensamiento. Lo que importa es que te comuniques y no se te quede nada en el tintero.

Te invito a que lleves estos tips a cabo si tienes algo que decirle a alguien,verás lo liberador que puede llegar a ser esta práctica.

Espero te sirva de ayuda leer mi experiencia y los pasos que seguí para que si te sucede la próxima vez puedas salir de ese vacío oscuro con amor y compasión. 

Recuerda:

  1. Comunicación
  2. Análisis y toma de consciencia
  3. Aceptación y sanación

Y si no te ves capaz sola, sabes que puedes contar conmigo.

Con amor

Casandra

Descarga ahora el Manual Gratis de agradecimiento para reforzar el foco positivo de estas Leyes y así puedas liberarte lo más pronto posible

Pin It on Pinterest

Enviar respuesta
¿Puedo ayudarte?
¡Hola! Cuéntame ¿qué puedo hacer por ti hoy?